Estudiantes campeón

Logró el cuarto título de su historia, después de un memorable triunfo por 2 a 1 ante Boca en Liniers. Su último título había sido en 1983. Fue un desempate de alto voltaje. Palermo había abierto el marcador de entrada, pero los de Simeone lo dieron vuelta jugando un gran segundo tiempo. Primero con un tiro libre de Sosa y sobre el final con un golazo de Pavone.


Estudiantes gritó campeón.
Ante un marco espectacular en Vélez y en un desempate empocionante, venció 2-1 a Boca y se quedó con el Apertura. Sin dudas, fue una final con todos los condimentos, casi impensada para un campeonato que caminó codo a codo con el bochorno y la violencia. De un lado, los dirigidos por La Volpe, que tenían todo servido en bandeja, dejaron pasar dos inmejorables oportunidades y esta tarde buscaban revancha. Enfrente, el equipo de Simeone, el de la fantástica racha invicta, el que seguía creyendo en los milagros.

Pitó Pezzotta y vibró el Amalfitani. Todo muy intenso en el comienzo, con Verón tirándose unos metros más atrás para tomar la pelota y Palacio haciendo lo propio para colaborar con la línea de volantes. Avisó Estudiantes a los 2 minutos, con un cabezazo de Alayes a la salida de un córner, pero Boca no se achicó y pegó de entrada, a los 3. Barros Schelotto aportó inteligencia en su primera intervención del partido y abrió el juego para Ledesma, quien mandó un centro al área. Allí apareció Palermo, el gran goleador, para anticipar a Galván y marcar la primera emoción. Era 1-0 y delirio en la tribuna xeneize, aunque el delantero logró abstraerse del momento y, recordando su pasado, eligió no gritar el tanto.

Los primeros 10 minutos fueron electrizantes, ya que Estudiantes se adelantó decidido en busca del empate y tuvo dos buenas chances. Primero, en los pies de Lugüercio (salvó el Cata Díaz) y luego con un cabezazo de Ortiz, tras otra mala salida de Bobadilla. Llegando a los 15, el partido entregaba mucha lucha en la mitad de la cancha y menos fútbol que en el inicio, si bien la ventaja le daba a Boca algo más de tranquilidad para manejar la pelota con sus volantes.

Caía la lluvia (aún con reflejos soleados) en el Amalfitani y el equipo de Simeone seguía yendo al frente. Mientras, los xeneizes aprovechaban los espacios y salían rápido de contra. Lo perdió Palermo, increíblemente, en el mano a mano con Andújar, e Ibarra también estuvo cerca de aumentar con un remate de media distancia que se fue por el segundo palo. Boca era más, mientras el trámite se hacía cortado por las infracciones (hubo una tremenda plancha de Cahais a Braña que Pezzotta no vio) y el Pincha seguía sin poder encontrar a sus delanteros cuando el reloj indicaba 30 minutos.

Los dos se quedaron con 10 hombres a los 38 porque Pezzotta -a instancias del asistente García- expulsó a Ledesma y Álvarez. El volante de Boca había golpeado involuntariamente con su pierna al defensor mientras ambos caían; el jugador del Pincha reaccionó con una patada. Continuó el juego, unos minutos más tarde apareció Pavone y Estudiantes casi llega al empate. Casi, porque Bobadilla alcanzó a desviar el violento remate del goleador. La pelota pegó en el palo y salió hacia el centro, donde Gago, de irregular trabajo en la primera mitad, esperaba para despejar el peligro.

Volvieron sin cambios del descanso y Estudiantes insinuó algo más de la mano de Sosa y Pavone, mientras Verón se dedicaba más al roce que al fútbol, si bien a los 7 sacó un buen remate que tapó Bobadilla. Angeleri controlaba a Palacio y Braña mordía en el centro, pero al Pincha no le alcanzaba para desnivelar. Simeone se dio cuenta de que era el momento para meter la puntada final y mandó a la cancha a Benítez, en reemplazo del intrascendente Galván. Contestó La Volpe poniendo a Calvo por Barros Schelotto, quien había cumplido, incluso en la función de volante.

Parecía que el empate estaba al caer, porque Boca lucía partido y sin ideas. Lo desperdició Pavone a los 13, en una jugada muy similar a la del gol de Palermo. El delantero del conjunto platense definió mal y sin potencia, y el arquero xeneize se quedó con la pelota. A esa altura quedaba claro que las expulsiones del primer tiempo terminaron perjudicando más a Boca que a su rival, ya que los dirigidos por La Volpe extrañaban mucho la labor de Ledesma.

Y llegó nomás el 1-1. Una infracción de Díaz sobre Pavone le dio a Estudiantes un tiro libre a un paso del área. ¿Pateó Verón? Nada de eso, Sosa se hizo cargo de la ejecución y le pegó con maestría, haciendo inútil el esfuerzo de Bobadilla. Iban 19 minutos y el equipo de Simeone estaba más vivo que nunca tras el empate. 
 GOL SOSA


Marino ingresó por Cardozo en Boca y Maggiolo sustituyó a Lugüercio en el Pincha. Enseguida, los de La Volpe tuvieron su primera chance del complemento (a los 24), pero la volada de Andújar evitó el gol de Palermo. Al margen de esa llegada aislada, el control del partido era de Estudiantes ante un rival desdibujado y sin respuestas en lo físico.

Lo merecía el Pincha y encontró el segundo a los 35. Cahais se durmió, Pavone le ganó la posición a lo guapo y luego le tiró un sombrerito a Bobadilla. A continuación, le puso la frutilla al postre de cabeza, cuando Díaz intentaba cerrar. Un golazo que valió un campeonato. Una definición a puro coraje, como toda la campaña de Estudiantes. GOL PAVONE

Boca estaba quebrado en lo anímico y no sabía cómo torcer la historia. La imagen de un Gago impotente, mandando la pelota a la tribuna, era el fiel reflejo de lo que fue el cierre del campeonato para los de La Volpe. El título estuvo cerca, muy cerca, pero increíblemente se les escapó.

¿Qué decir de este Estudiantes? Un triunfo fantástico el de esta tarde, el broche de oro para una temporada inolvidable. A base de trabajo, Simeone llevó a sus dirigidos a una merecida vuelta olímpica, ayudado, claro está, por un grupo de jugadores que dejó todo en la cancha. 

Este equipo nunca se dio por vencido. Por eso convirtió esa frase hecha en una hermosa realidad.                                    









Hoy habia 1 visitantes (8 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=